Nuestra Institución

San Viator en Tunja

El 1 de Enero de 2017 la Comunidad Viatoriana, dio apertura a su segundo Colegio en Colombia, en la ciudad de Tunja. El Colegio cuenta con todas las características de la educación Viatoriana, es decir, basada en la fe, la Coeducación, el nivel académico y la formación integral.

En el Colegio San Viator de Tunja los viatorianos están presentes con Padre Pedro Ernesto Herrera Hurtado, csv, como Rector, El Padre Fredy Hernando Contreras Moreno, csv como vicerrector y el Hermano Juan Carlos Ubaque Camargo, csv, como Director de Pastoral.

Misión

El Colegio San Viator (antes Colegio Cristo Rey) promueve la formación integral de damas y caballeros en la Fe católica, mediante un proyecto educativo (comunicativo, investigativo, tecnológico, académico, deportivo, artístico y espiritual) de alto nivel, aportando en la construcción de una sociedad colombiana progresista, equitativa, participativa; contribuyendo a la formación de ciudadanos que se adaptan a las exigencias del mundo contemporáneo con el apoyo de un equipo docente, administrativo y de servicios altamente calificado, comprometidos con el logro de los objetivos estratégicos, con el Proyecto Educativo Institucional (PEI) y con la gestión del proceso de Excelencia.

El despliegue de la misión institucional involucra:Un proceso educativo integrado que se dirige a las metas intelectuales, físicas, afectivas y espirituales.

  • La influencia de los valores del evangelio en el currículo, el programa cristiano de formación, el perfil del profesorado y la política institucional.
  •  El desarrollo de una comunidad de Fe que incluya: estudiantes, padres de familia y personal.
  •  Un programa académico de excelencia a través del desarrollo de competencias claves para el fortalecimiento del perfil Viatoriano.
  • La participación compartida de todos los miembros de la comunidad escolar, en el cumplimiento del proyecto educativo.-

Visión

El Colegio San Viator (antes Colegio Cristo Rey) se proyecta en los próximos cinco años como una institución educativa con principios y valores viatorianos, reconocido en el país por su excelencia académica y su formación humana y espiritual, comprometido con la sociedad y el cuidado del medio ambiente, el fortalecimiento del talento humano y el mejoramiento continuo de sus procesos.

El Colegio San Viator (antes Colegio Cristo Rey) trabaja en el proceso de mejoramiento continuo y asume el reto de fortalecer su labor mediante la implementación de los programas de la Organización del Bachillerato Internacional (IB) y del modelo de calidad total EFQM, basados en los principios y valores Viatorianos.

En el ámbito interno, mediante los planes de mejora se procura generar cada vez niveles más altos de desempeño de las diferentes áreas estratégicas, claves y de apoyo.

Simbolos Institucionales

Bandera

El pabellón institucional está conformado por tres franjas diagonales de color azul, blanco, y rojo; llevando el escudo del Colegio en el centro de la sección de color blanco.

Los tres colores evocan la bandera francesa, ya que la Congregación de los Clérigos de San Viator nace luego de la revolución galesa y recibe de ella su impulso humanista e innovador, así como sus matices rememoran a los Estados Unidos de América, país del que llegaron los viatorianos fundadores de la misión en Colombia; a la vez que las líneas ascendentes explicitan el deseo de superación y excelencia, orientados por los principios del Evangelio de Cristo.

El azul significa la capacidad de introspección, cuyos frutos están relacionados con la sabiduría, la tranquilidad y la sinceridad de vida. El blanco simboliza la bondad, el optimismo y la nobleza. El rojo significa la energía y vitalidad de nuestros estudiantes y maestros, así como el calor humano de la comunidad educativa Viatoriana.

Escudo

El pabellón institucional está conformado por tres franjas diagonales de color azul, blanco, y rojo; llevando el escudo del Colegio en el centro de la sección de color blanco.

Los tres colores evocan la bandera francesa, ya que la Congregación de los Clérigos de San Viator nace luego de la revolución galesa y recibe de ella su impulso humanista e innovador, así como sus matices rememoran a los Estados Unidos de América, país del que llegaron los viatorianos fundadores de la misión en Colombia; a la vez que las líneas ascendentes explicitan el deseo de superación y excelencia, orientados por los principios del Evangelio de Cristo.

El azul significa la capacidad de introspección, cuyos frutos están relacionados con la sabiduría, la tranquilidad y la sinceridad de vida. El blanco simboliza la bondad, el optimismo y la nobleza. El rojo significa la energía y vitalidad de nuestros estudiantes y maestros, así como el calor humano de la comunidad educativa Viatoriana.

Principios y Valores

El individuo es un ser histórico-social, determinado por leyes y un modelo de educación cambiante capaz de trasformar su realidad. Bajo esta visión el colegio busca brindar una educación de calidad, en la que se brinde una formación de hombres y mujeres constructores de una sociedad global que responda a las exigencias del mundo contemporáneo.

Como colegio de comunidad, se promueve espacios de reflexión que contribuyan a la construcción de seres humanos, que en su diario vivir evidencien los principios de la identidad, fraternidad y trascendencia como parte de su vida.

IDENTIDAD 

Nos interesan estudiantes que siguiendo la guía de padres y maestros, exploren todos los caminos posibles, en la construcción de su identidad, alcanzando en su proceso el incremento de su desarrollo intelectual, físico, afectivo y espiritual; estudiantes que apoyen la consolidación de un proyecto personal, su auto estima y capacidad de adaptación con el mundo que les rodea.

Se espera que sus juicios los lleven a determinar su papel en la historia, construyendo una escala de valores que les permitirá enfrentar los cambios con entereza y decisión. En este sentido, la reflexión, la capacidad crítica, la autonomía y el liderazgo, será una constante, dando un sello al Viatoriano en la reflexión y la acción.

FRATERNIDAD

El estudiante Viatoriano comprende, valora, genera o modifica los procesos de interacción humana en que se desenvuelve, ejecutándolos con respeto, dinamismo y capacidad de servicio.La fraternidad es una constante relación natural con los semejantes, dando lo mejor de sí y comprometiéndose frente al grupo al que se debe.Vive una experiencia positiva en el hogar como grupo primario y el colegio como comunidad secundaria asumiendo un rol que despierta en él, el sentido de pertenencia social y le aporta bases para la construcción de su realidad.

Convivir con otros constituye una razón primordial en su adaptación. Integrarse a los demás garantiza su capacidad para compartir, comunicarse, dar y tolerar cuando sea necesario.Promueve la objetividad, la conciencia de justicia y el sentido crítico, como herramientas claves en la relación con los demás, aceptando a otros como son, con sus limitaciones y cualidades.

El Viatoriano se forma como un agente dinamizador, capaz de entender su realidad y los factores que intervienen, utilizándolos como herramientas de crecimiento y perfeccionamiento.Valora y es generoso con sus semejantes, estando dispuesto a colaborar cuando las circunstancias lo exijan.El compartir con otros le permite ser crítico frente a los fenómenos sociales, permitiéndole actuar con justicia y entendimiento de las condiciones de los demás.Cree en un mundo mejor, respetuoso de su patria y de sus instituciones, dispuesto a participar de sus procesos de cambio.

TRASCENDENCIA

El estudiante Viatoriano como ser humano participa de una doble dimensión, una terrena y una espiritual, en consecuencia, está comprometido con el fortalecimiento espiritual y social.

La vida espiritual lo acerca a Dios, reflejándolo en sus acciones, su capacidad para dar, el concepto de justicia y libertad en la búsqueda de la trascendencia.Fomenta los derechos humanos, siendo constante el respeto a la vida, el amor, la paz y la convivencia pacífica.Contribuye en su entorno, a la promoción de los valores humanos y de Fe, aportando con su actitud y esfuerzo personal a la transformación de la sociedad.